Santa Fe Rockstar en el Sema 2016

Publicado el

La capacidad todoterreno y una imagen robusta son algunas de las muchas razones por las cuales los consumidores se sienten atraídos por los SUVs. Sin embargo, la mayoría de estos son crossovers desarrollados a partir de un modelo de auto, por lo que, en realidad, no son mucho mejores “en terreno” que una camioneta o un sedán. Pero ¿qué pasaría si un fabricante de automóviles decide convertir de manera definitiva uno de sus crossovers en un todoterreno genuino?

La transformación del Hyundai Santa Fe involucró un nuevo sistema de suspensión que aumentó considerablemente la distancia libre desde el suelo. El concepto Rockstar Santa Fe cabalga sobre unos enormes neumáticos Mickey Thompson Baja Claw de 35 pulgadas, ajustados a unas llantas beadlock de 17 pulgadas de ancho. Diseñadas para vehículos militares todo terreno, las llantas beadlock permiten atornillar los neumáticos a ellas, evitando así su desprendimiento cuando se pinchan o desinflan.

Como si el paquete de llantas y neumáticos no fuese suficiente para la Rockstar Santa Fe, Hyundai ha añadido unas barras de luces LED sobre el parabrisas y el parachoques, además de un portaequipajes personalizado. Está diseñada por si te pierdes en el desierto, aunque es del todo probable que esta Santa Fe pase la mayor parte de su tiempo en exhibición, recorriendo distintos salones automotrices del mundo.

Al motor V6 de 3.3 litros le ha sido añadido un sistema de escape también personalizado. Este SUV Genera 290 caballos de fuerza y 252 libras-pie de torque en su versión estándar, aunque Hyundai no se decide aún a pronunciarse sobre una potencia específica. El fabricante de automóviles coreano presentará también en SEMA un Santa Fe de 1,000 caballos, desarrollado en conjunto con el taller Bisimoto, lo cual habla ya de las posibilidades de potencia de motor que tiene este modelo.